X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Exposiciones

La colección Ordóñez-Falcón, una de las colecciones de fotografía más relevantes del ámbito internacional en manos privadas, nació a principios de los años 80, fruto de un legado familiar que recibió el coleccionista donostiarra Enrique Ordóñez −que incluía, entre otras, una fotografía de Cartier-Bresson− y de una pasión por el mundo de la imagen que después compartiría con su mujer, Isabel Falcón.

Atesora una colección de fotografía, en parte depositada en diversos museos españoles (Artium de Vitoria, MACBA de Barcelona, IVAM de Valencia, Centro Galego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela), que abarca toda la historia de esta disciplina artística y tiene como principal atractivo el carácter original de las imágenes −todas las copias son de la época− y la calidad de la selección.

Está integrada por más de 1.500 obras de diversas fechas, tendencias y técnicas, de los más importantes autores de la historia de la fotografía, desde los pioneros del siglo XIX como Talbot o Southware&Hawes, hasta artistas contemporáneos como Cindy Sherman o Zhang Huan. El conjunto se puede dividir en tres corpus: maestros del XIX, vanguardias de entre-guerras, y fotografía contemporánea y vídeo.

El depósito por 5 años en el Museo de Bellas Artes de Bilbao es un conjunto de 61 fotografías fechadas entre 1845 y 1930, que incluye obras de los maestros y pioneros de la historia de la fotografía del siglo XIX. Entre ellos, Talbot, Baldus, Belloc, Bisson Frères, Cameron, Clifford, Cuvelier, Du Camp, Emerson, Evans, Fenton, Varin Frères, Frith, Henry, Hill&Adamson, Le Gray, Marconi, Marville, Muybridge, Nadar, Nègre, Pierson y Robert.

Reúne obras de pioneros como Talbot, que experimentaban para conseguir imágenes fotográficas. También de los fotógrafos industriales, como Baldus o Clifford, que reflejaron la épica de las nuevas construcciones en metal y de las máquinas, o las transformaciones urbanísticas. Junto a ellas, el desarrollo del transporte impulsó los viajes, y, de este modo, científicos y turistas demandaron imágenes que los documentaran. Las obras de Du Camp, Charnay o Fith, se sitúan en ese contexto. En definitiva, este selecto conjunto de imágenes permite descubrir el progreso hacia la modernidad de todo un siglo.

 

En la imagen:
Anónimo (siglo XIX)
Sans titre (Tres mujeres de espaldas). 1880-1890
Ferrotipo / Papel. 8 x 5 cm

Colaborador: Fundación Centro Ordóñez-Falcón de Fotografía

Colección Ordóñez-Falcón

Volver al listado