X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

ACTUALIDAD

19|09|12 "Caballo con bridas" de Fernando Botero

La escultura Caballo con bridas de Fernando Botero se presenta en la Gran Vía de Bilbao.

La escultura monumental Caballo con bridas de Fernando Botero se presenta en la Gran Vía bilbaína frente a la sede principal de BBK, entidad patrocinadora de la exposición Fernando Botero. Celebración, que se inaugura el 8 de octubre en el museo.

El próximo 8 de octubre se inaugura en la sala BBK del Museo de Bellas Artes de Bilbao la exposición Fernando Botero. Celebración (08/10/12–10/02/13), con un conjunto de obras del más conocido de los artistas latinoamericanos de la segunda mitad del siglo XX, Fernando Botero (Medellín, Colombia, 1932). La muestra coincide con su 80 aniversario y reúne igual número de obras, realizadas en los últimos 60 años, para mostrar la trayectoria de un pintor que ha desarrollado un estilo propio, basado en la exaltación del volumen y el color. Son 79 pinturas y la escultura monumental Caballo con bridas (2009. Bronce. 311 x 305 x 150 cm), que ahora se presenta en la Gran Vía bilbaína frente a la sede principal de la entidad financiera patrocinadora. Las pinturas, en su mayoría procedentes de la colección del artista, se distribuirán en un recorrido que recoge los temas fundamentales de su producción: Obra temprana, Latinoamérica, Religión y clero, El circo, Versiones, Abu Ghraib, La corrida y Naturaleza muerta.

Por su parte, Caballo con bridas es uno de los mejores ejemplos de la actividad escultórica de Botero, a la que dio comienzo de forma estable en 1973. Su característico estilo volumétrico está presente en las formas redondeadas de las representaciones de figuras animales y humanas –individuales, en parejas y, en ocasiones, fragmentadas–. Mientras, la sensualidad del color es sustituida por la superficie lisa y brillante del mármol o, como en este caso, del bronce, material con el que preferentemente lleva a cabo sus representaciones. Suele comenzar el trabajo con modelos de barro que después lleva a mármol o bronce en la localidad toscana de Pietrasanta (Italia), célebre por sus cercanas canteras de mármol de Carrara –que a menudo visitaba Miguel Ángel– y por sus fundiciones de bronce. Botero mantiene un estudio en esta localidad desde el año 1983.

Las esculturas monumentales de Botero han sido expuestas en diversas ciudades internacionales desde mediados de la década de 1980. Pero es a partir de 1992, fecha en la que presenta la más importante exposición pública de sus esculturas en los Campos Elíseos de París, cuando realiza numerosas muestras en varias de las avenidas y plazas más importantes del mundo, como la Gran Avenida de Nueva York, el Paseo de Recoletos de Madrid, la Plaza del Comercio de Lisboa o la Plaza de la Señoría de Florencia, entre otras muchas. La expresividad directa de las esculturas de Botero tiene diversas raíces culturales, desde el arte precolombino, egipcio y del cercano oriente o la estatuaria griega arcaica hasta la obra de los maestros renacentistas o, más recientemente, la escultura de Henry Moore, entre otros. Las figuras de Botero comparten con ellas la fuerza icónica y la presencia poderosa que universalizan su mensaje.

Enlaces

Volver al listado