X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Exposiciones

Este grandioso lienzo puede considerarse como una de las últimas obras que El Greco concibiera. La Virgen, de proporciones alargadísimas, aparece en el momento de alzarse, sorprendida por la aparición del arcángel, apoyando la mano izquierda en el atril ante el cual oraba. Gabriel se ha posado ya en el suelo y gesticula con la mano derecha. El Espíritu Santo aparece en la parte superior, en una explosión luminosa, y sobre él se advierten, rodeadas de ángeles niños y presididas por un ángel mancebo que vuela de frente con el brazo derecho alzado, figuras de Virtudes entre las cuales la más evidente es la Caridad, representada del modo habitual, como una matrona con varios niños en su regazo. Son identificables también, de derecha a izquierda, la Templanza con una vasija, la Fe con la Cruz, la Prudencia con un espejo y otra sin atributo visible, quizás la Esperanza, para completar las tres Virtudes teologales. (Alfonso E. Pérez Sánchez).
La Obra invitada es un Programa original del Museo de Bellas Artes de Bilbao con el que pretende acercar a su público obra singulares de otros museos y colecciones.

Volver al listado