X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Exposiciones

En el año 2003 el Museo de Bellas Artes de Bilbao dedicó una exposición a la obra de Jacques Lipchitz (Druskieniki, Lituania, 1891-Capri, Italia, 1973), uno de los grandes renovadores de la escultura del siglo XX. La exposición permitió al público descubrir el proceso técnico y conceptual del escultor, pues la selección de obras incluyó no sólo esculturas en bronce o piedra sino también primeros estudios de estas obras, así como numerosos bocetos preparatorios y otros trabajos sobre papel, ejecutados con gran maestría en diversas técnicas y formatos. La presencia de estos últimos quiso llamar la atención sobre la importancia que Lipchitz, como la mayoría de los artistas de la vanguardia, concedió al dibujo como campo de experimentación y reflexión artística.

Tras la exposición, el Museo adquirió la escultura en bronce Figura sentada, fechada en 1915 y perteneciente al periodo en el que Lipchitz trabajó plenamente comprometido con el cubismo. Esta adquisición propició la donación por parte de la Fundación Jacques y Yulla Lipchitz de doce grabados, fechadas entre 1968 y 1972 y resueltas mediante un dibujo dinámico y poderosos volúmenes, siempre en estrecha relación con sus esculturas: Belerofonte domando a Pegaso II, Belerofonte domando a Pegaso III, Entre el cielo y la tierra, Objeto bíblico, Nuestro árbol de la vida I, El Rapto de Europa II, El Rapto de Europa III, El Rapto de Europa VI, Sacrificio, El último abrazo I, El último abrazo II, Mujer apoyada en los codos.

Poco después, la Fundación donó otras cinco piezas singulares: cuatro versiones en escayola y una en terracota de importantes obras del escultor: Instrumentos musicales con cesta de fruta y uvas (1922), El grito o La pareja (1928-1929), Mujer apoyada en los codos (1933), Agar en el desierto o Agar III (1949-1957) y El rapto de Europa, Variación G (1969-1970).

De este modo, el Museo entra a formar parte del escogido grupo de instituciones beneficiarias del legado de Lipchitz, quien en sus últimas voluntades dispuso que las versiones en escayola o terracota de sus esculturas, un estado fundamental de sus piezas, nunca pudieran ser puestas en el mercado ni utilizadas para realizar más copias en bronce de las que él realizó o autorizó en vida, y que fueran donadas a aquellas instituciones que justificaran su interés. Junto a nuestro Museo han recibido donaciones, aparte de la que el escultor realizó en vida al de Tel Aviv, el Museo Nacional de Arte Moderno de París, el Museo Kröller-Müller de Otterlo, la Tate Gallery de Londres, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y el IVAM de Valencia.

Así pues, la colección permanente de nuestro Museo posee en la actualidad un bronce, cuatro escayolas, una terracota y doce grabados de Jacques Lipchitz, que presentamos en esta exposición como homenaje al escultor y en gratitud a quienes han hecho posible que la obra de Lipchitz esté tan notablemente representada en nuestra colección.

Volver al listado