X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Exposiciones

En 1975 la George Eastman House de Nueva York –institución internacionalmente conocida por sus importantes archivos de fotografía y cine– organizó la exposición New Topographics: Photographs of a Man-Altered Landscape (Nuevas Topografías: Fotografías de paisajes alterados por el hombre). Comisariada por William Jenkins, conservador adjunto de fotografía del siglo XX, la exposición presentó 168 obras de diez artistas: Robert Adams, Lewis Baltz, Bernd y Hilla Becher, Joe Deal, Frank Gohlke, Nicholas Nixon, John Schott, Stephen Shore y Henry Wessel, Jr. Desde entonces, sus imágenes han permanecido vinculadas a un cambio trascendental en el modo de percibir el paisaje como tema fotográfico, pero también como cuestión social y cultural.

La exposición se realizó con objetivos modestos, pero a pesar de ello, con el tiempo, se convirtió en un hito fundamental en la historia de esta disciplina artística, pues cambió radicalmente los fundamentos del género del paisaje en la fotografía contemporánea. La influencia fue sustancial en Estados Unidos, pero aún fue más decisiva en Europa, en donde la visión romántica de una naturaleza idealizada había sido forzosamente transformada por el desarrollo creciente y por las consecuencias de la revolución tecnológica. La nueva fotografía documenta la acción del hombre sobre la naturaleza y, lejos de idealizarla, nos obliga a contemplarla de otra manera.

A pesar de esta trascendencia, pocas personas tuvieron la oportunidad de visitar la presentación original de New Topographics. Por ello, la iniciativa del Center for Creative Photography de la Universidad de Tucson, Arizona (EE. UU.), de reconstruirla ahora cobra un interés especial. Desde 2009 la exposición está itinerando por diversas sedes en Estados Unidos, Austria, Alemania, Francia y Holanda, a las que se suma ahora el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Con el fin de analizar la renovación estética del paisajismo fotográfico norteamericano de finales de los años setenta se ha reunido un centenar largo de fotografías de nueve fotógrafos, es decir, dos tercios de las obras seleccionadas para la muestra originaria de 1975, adquiridas entonces y pertenecientes, en su mayor parte, a la colección de la George Eastman House.

Estas imágenes definieron un nuevo concepto de paisaje, alejado de la tradición romántica y centrado en la relación entre la naturaleza y el ser humano tras la industrialización. Su influencia se percibe hoy en día en el arte conceptual, el land art y la arquitectura, y es razonable pensar que fue también decisiva en el nacimiento de la conciencia social con respecto a la conservación de la naturaleza. En una década en la que Estados Unidos era un país marcado por la guerra de Vietnam y el fin de la utopía, estas fotografías reflejaron la realidad del momento: cables telefónicos, caravanas, calles mayores, aparcamientos de anónimos bloques de oficinas, bungalows, moteles y autopistas; vistas prosaicas de New England y Los Ángeles, todo sin el atractivo estético convencional y al servicio de la expresividad. Pese a la aparente neutralidad, a la simulada objetividad, estas imágenes logran transmitir mensajes reveladores sobre paisajes vulgares y olvidados.


En la imagen:
Robert Adams
Mobile Homes, Jefferson County, Colorado, 1973
George Eastman House Collections
© Robert Adams, 2009


Colaborador:

New Topographics

CONTENIDOS DE LA EXPOSICIÓN: New Topographics

Volver al listado