X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Obras comentadas

ANÓNIMO CASTELLANO

Calvario

Madera policromada

230,5 x 127,8 x 3 cm (cruz); 156 x 128 x 34 cm (Cristo); 125 x 50 x 27 cm (Virgen); 120 x 42 x 24 cm (San Juan)

Renacimiento y Manierismo (s. XVI - comienzos s. XVII)

N.° inv. 69/404

Adquirido en 1960


ANÓNIMO CASTELLANO en la colección online

De origen desconocido, este Calvario debió de coronar un retablo grande o bien constituir por sí solo un retablo de una capilla menor. Formado por tres piezas –Cristo crucificado, Virgen Dolorosa y San Juan–, se advierte en él diversidad de estilos. El Cristo, muy enjuto, es deudor de soluciones góticas por la extremada delgadez de sus miembros y la cabeza, sin corona de espinas, y por el gesto dramáticamente expresivo. La Virgen, envuelta en un manto de pliegues ampulosos, inclina la cabeza con expresión doliente y entrelaza las manos en ademán resignado; San Juan, más sereno, alza la mirada entristecida, la mano derecha sobre el pecho y la izquierda recogiendo en gesto cotidiano el manto que cae con naturalidad. Ambas figuras responden a estéticas más avanzadas, y muestran ya caracteres ajenos a la tradición gótica.

Las tres figuras componen un grupo de patética emoción, muy significativo de su fecha, en la órbita de Juan de Valmaseda (c. 1488-después de 1548), el escultor palentino que suma goticismo con incipiente renacentismo, que anticipa el expresionismo de un Berruguete, y cuya influencia, mezclada con la de Bigarny, se advierte en muchas de las esculturas y retablos de la comarca de Palencia.  [A.E.P.S.]

Bibliografía seleccionada:

Alfonso E. Pérez Sánchez. Museo de Bellas Artes de Bilbao : guía. Bilbao : Museo de Bellas Artes de Bilbao = Bilboko Arte Ederretako Museoa, 2011 (1ª ed. 2006; ed. inglés; ed. francés; ed. euskera), p. 38, n.º 24, ad vocem.

Obras comentadas