X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Obras comentadas

EGUSQUIZA, Rogelio de

(Santander, 1845-Madrid, 1915)

Tristán e Isolda (La muerte)

Óleo sobre lienzo

160 x 240 cm

1910

Romanticismo, Realismo e Impresionismo (s. XIX - primera mitad s. XX)

N.° inv. 00/9

Adquirido en 2000


EGUSQUIZA, Rogelio de en la colección online

Esta obra, que hace pareja con La vida (1912), pintada también por Egusquiza, recoge la leyenda medieval de Tristán e Isolda, recuperada en 1865 por el compositor alemán Richard Wagner como símbolo de la victoria del sentimiento sobre la razón. Egusquiza recoge el momento en el que Isolda cae envenenada sobre el cadáver de Tristán. El final del drama, con la muerte de los amantes, ha sido provocado por una confusión de filtros, unos ponzoñosos y otros pasionales, que han llevado al equívoco, provocando la muerte de Tristán y el envenenamiento voluntario de Isolda.

La horizontalidad del cuadro, la sensualidad de las figuras, la atmósfera crepuscular y ciertos elementos simbólicos, como la adormidera o el pomo, proporcionan a la pintura una serenidad despojada de cualquier elemento de tragedia. El amor aparece así subli­mado y por encima de la muerte.

En 1876, durante una estancia en Venecia, Egusquiza quedó impresionado con la obra
de Wagner, a quien conoció personalmente en 1879, y que provocó un cambio en su concepción del arte. A partir de ese momento, su producción quedó vinculada al simbolismo neoidealista wagneriano y a la filosofía de Arthur Schopenhauer. Egusquiza adaptó las premisas wagnerianas a la pintura preciosista que había desarrollado con Léon Bonnat, Raimundo de Madrazo y, sobre todo, con Fortuny. Su interés por el complejo concepto wagneriano de "la obra de arte total" le llevó a interesarse por diferentes disciplinas artísticas y por los ciclos operísticos del músico alemán. Además, determinó el trabajo tenaz y persistente en sus obras, como ésta, en la que Egusquiza empleó más de diecisiete años.  [J.N.G.]

Bibliografía seleccionada:

Francisco Calvo Serraller. Pintura simbolista en España, 1890-1930. [Cat. exp.]. Madrid : Fundación Cultural Mapfre Vida, 1997, pp. 92-93. (Con el título Tristán e Iseo [La Muerte]).

Lourdes Jiménez. La Vida y la Muerte de Tristán e Isolda por Rogelio Egusquiza (1845-1915). Oviedo : Museo de Bellas Artes de Asturias, 2007, pp. 32-35, n. º 3.

Javier Novo González. De Goya a Gauguin : el siglo XIX en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. [Cat. exp.]. Bilbao : Museo de Bellas Artes de Bilbao = Bilboko Arte Ederren Museoa, 2008, pp. 338-340, n.º 66, ad vocem.

Javier Novo González. Museo de Bellas Artes de Bilbao : guía. Bilbao : Museo de Bellas Artes de Bilbao = Bilboko Arte Ederren Museoa, 2011 (1ª ed. 2006; ed. inglés; ed. francés; ed. euskera), p.111, n.º 77, ad vocem.

Obras comentadas