X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Obras comentadas

LÓPEZ, Vicente

(Valencia, 1772-Madrid, 1850)

Retrato de Matías Sorzano Nájera

Óleo sobre lienzo

106 x 82 cm

1840

Rococó y Clasicismo (s. XVIII - primera mitad s. XIX)

N.° inv. 05/187

Adquirido en 2005


LÓPEZ, Vicente en la colección online

Matías Sorzano Nájera (1775-1862) fue personaje de gran influencia y renombre en la localidad de Orihuela, donde fue comerciante de productos coloniales y administrador de fincas. Su retrato es ejemplo espléndido de la madurez artística de Vicente López y muestra su voluntad por asimilar las nuevas corrientes románticas instauradas en los ambientes artísticos oficiales y en los gustos de la clientela adinerada del reinado de Isabel II. Así, concede una mayor atención a la ambientación doméstica de sus personajes, que sitúa en interiores en penumbra, generalmente junto a grandes cortinajes recogidos y ventanales de luz dirigida que hacen destacar su presencia vital. Aquí, el maestro despliega sus mejores facultades en el rostro del caballero de ojos brillantes y acuosos, junto al modelado de las manos o los pliegues tornasolados del chaleco, manejando asombrosamente los efectos de luz en los dedos sobre los legajos, el relieve del cordón de los anteojos que asoma sobre la camisa o la sutil gradación luminosa de la contraventana. La descripción minuciosa de las arrugas, del pelo de cejas y patillas, del brillo del cuello de la camisa y las uñas o esa sensación ondulante y mórbida de los pliegues de las telas, los documentos o el celaje, muestran el virtuosismo del pintor, a sus sesenta y ocho años.

Tras una primera formación en su ciudad natal, Vicente López se trasladó en 1780 a Madrid para asistir a la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Nombrado primer pintor de cámara en 1815 por Fernando VII, centró buena parte de su producción en el género del retrato –el más célebre es su Francisco de Goya, pintado en 1826–, para el que tuvo excepcionales dotes artísticas tanto en la resolución del parecido de sus modelos como en la representación de las calidades de telas y objetos. A su producción retratística se suman obras decorativas, religiosas, proyectos para monumentos y dibujos para grabado.  [J.L.D.]

Bibliografía seleccionada:

José Luis Díez. De Goya a Gauguin : el siglo XIX en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. [Cat. exp.]. Bilbao : Museo de Bellas Artes de Bilbao Bilbao = Bilboko Arte Ederren Museoa, 2008, pp. 103-105, n.º 5, ad vocem.

José Luis Díez. Museo de Bellas Artes de Bilbao : guía. Bilbao : Museo de Bellas Artes de Bilbao = Bilboko Arte Ederren Museoa, 2011 (1ª ed. 2006; ed. inglés; ed. francés; ed. euskera), p. 92, n.º 64, ad vocem.

Obras comentadas