X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Obras maestras

Manten pulsada la imagen para ampliar

Hierros de temblor II

Eduardo Chillida

San Sebastián, 1924 - 2002

Hierros de temblor II

Hierro forjado, 28,5 x 63 x 25 cm

1956

Adquirido en 2003

La obra de Chillida osciló entre la caligrafía informalista -es decir, el rasgo rápido y continuo- y unas formas más compactas de "geometría imprecisa", que le acercaban al espacialismo. Esta disyuntiva se definió con frecuencia en cada obra según el material con que estaba realizada, pues el escultor fue especialmente sensible al diferente valor plástico del hierro, la madera, el alabastro, el hormigón o la terracota, materiales que utilizó preferentemente. Hierros de temblor II forma parte del grupo de esculturas que Chillida expuso en París en 1956 y que le abrieron las puertas al reconocimiento internacional. En ella se aprecia el desarrollo lineal del hierro, su incisiva naturaleza gráfica, así como su relación con la labor de los ferrones, fabricantes de aperos de labranza, armas y otras herramientas primitivas. En efecto, Hierros de temblor II parece abstraer la forma de un arado, convirtiéndolo en un señalador del infinito y transformándolo, pues, en un objeto de significado metafísico. En esta escultura el autor transmite la búsqueda de una difícil expresión, al pretender trasladar al espacio el flexible desarrollo de un grafismo espontáneo, a través de un material tan duro y de lenta transformación, como el hierro forjado. Chillida comenzó estudios de arquitectura en Madrid, que pronto abandonó para dedicarse a la escultura. Tras una estancia en París, en 1951 retornó al País Vasco. En 1958 obtuvo el Gran Premio de Escultura de la Bienal de Venecia. Continuador de la tradición escultórica en hierro iniciada por Picasso, Julio González y Pablo Gargallo, Chillida es uno de los escultores fundamentales de la segunda mitad del siglo XX. Su colaboración con filósofos –Heidegger, Cioran– y poetas –Jorge Guillén– da idea del interés esencialista de su obra. [J.V.]

Obras maestras