X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Obras maestras

Manten pulsada la imagen para ampliar

La Virgen con el Niño Jesús y San Juan Bautista niño

Francisco de Zurbarán

Fuente de Cantos, Badajoz, 1598-Madrid, 1664

La Virgen con el Niño Jesús y San Juan Bautista niño

Óleo sobre lienzo, 169 x 127 cm

1662

Adquirido en 1940

La Virgen con el Niño Jesús y San Juan Bautista niño es de las obras más importantes pintadas por Zurbarán dos años antes de su muerte, y en la que dejó constancia de la evolución de su estilo ya en Madrid, donde trabaja para una clientela privada y de forma bien diferente a como lo había hecho anteriormente en el importante obrador sevillano, en el que contó con la colaboración de ayudantes. Aquí Zurbarán se expresa de forma autógrafa y da lo mejor de si mismo, tanto en la ternura e intimidad de la composición, como en la atención que presta a la naturaleza muerta del plato de peltre con manzanas y peras, y a las calidades de las lanas del cordero, demostrando así también sus dotes como pintor de bodegones. Como en otras composiciones, el sabio empleo de las estampas de Alberto Durero, y, concretamente, de la célebre La Virgen del mono, le sirvió para solventar la cadencia de la cabeza de la Virgen y su mano en el libro, así como la postura del Niño Jesús. Por lo demás, en la pintura se deja ver la maestría a la que llegó el artista en el tratamiento de los plegados de las telas o en la suavidad con la que trata el rostro de la Virgen, inundado de melancólico sentimiento al presentir el sufrimiento de su hijo. [B.N.P.]

La Virgen con el Niño Jesús y San Juan Bautista niño

Obras maestras