X

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres puedes cambiar tus preferencias o ampliar tu información Acepto

Obras maestras

Manten pulsada la imagen para ampliar

San Sebastián curado por las Santas Mujeres

José de Ribera

Xátiva, Valencia, 1591 - Nápoles, Italia, 1652

San Sebastián curado por las Santas Mujeres

Óleo sobre lienzo, 180,3 x 231,6 cm

1621

Adquirido en 1924

En el gran lienzo la figura del santo desnudo yace tendida, con un brazo todavía suspendido del árbol del martirio. Las santas mujeres Irene y Lucila le atienden, una extrayéndole las flechas y otra portando el tarro de los ungüentos. Sobre ellas vuelan dos angelitos con la corona y la palma del martirio. Esta obra de Ribera, maestro indudable del realismo tenebrista, es, a juzgar por su estilo, obra juvenil en relación con las obras que encargó el Virrey de Nápoles, duque de Osuna, y que se encuentran en la Colegiata de Osuna, fechables entre 1616 y 1618. En la firma repintada antes de la restauración del lienzo se leía "1631", fecha imposible a juzgar por la técnica, más lisa y seguida que en los lienzos de la década de los años treinta. Es probable que la fecha sea 1621, entre los lienzos de Osuna y la versión que de este mismo asunto se conserva en el Hermitage de San Petersburgo, fechada con claridad en 1628. Ambas interpretaciones destacan por la composición audaz del cuerpo, dibujando un ángulo luminoso con la vertical del brazo y la horizontal del cuerpo, que se repetirá luego en muchos otros lienzos del pintor. El acusado escorzo, estudiado en diversos dibujos magistrales, fue acomodado en algunos asuntos de martirios cristianos (San Sebastián, San Bartolomé) y paganos (Apolo y Marsias). El lienzo, de accidentada historia, perteneció en el siglo XVII al marqués de Leganés, que lo regaló al rey Felipe IV. Éste, a su vez, lo depositó en el Monasterio de El Escorial, donde permaneció hasta la invasión francesa, durante la cual José Bonaparte lo regaló al mariscal Soult, a cuyos descendientes lo adquirió el Museo. [A.E.P.S.]

San Sebastián curado por las Santas Mujeres

Obras maestras